¿Qué es el botox  y cómo se usa en tratamientos faciales estéticos?

A menudo escuchamos la palabra botox asociada a tratamientos estéticos pero …

¿Qué es el botox? 

Es una es una Toxina botulínica Tipo A, que nace a partir de una bacteria (Clostridium Botulinum). Es una toxina que produce botulismo, una intoxicación que ocasiona parálisis muscular, que luego de una serie investigaciones científicas, se comprobó que usada en pequeñas dosis en la piel, permite eliminar y/o atenuar las arrugas, se trata de la toxina más poderosa descubierta para estos efectos.

Asimismo estas investigaciones arrojaron que el botox, descubierto a finales del siglo XIX, puede ser remedio para el estrabismo, distonía cervical, migrañas, exceso de sudoración, incontinencia urinaria, entre otras enfermedades. Esta toxina lo que hace es bloquear la liberación de acetilcolina, que reduce los movimientos musculares involuntarios, provocando un efecto analgésico, por un tiempo determinado.

¿Por qué usar Botox?

En el caso de tratamientos estéticos, la aplicación de las toxinas botulínicas se realiza inyectándose en la piel, principalmente en el tercio superior del rostro, para relajar las fibras de los músculos y así disminuir su potencia de contracción, que se produce al gesticular o al reír, evitando las líneas de expresión, frenando la aparición de arrugas y dándole a la piel un aspecto más joven y lozano.

El botox comenzó su trayectoria estética en la década de los setenta, cuando el oftalmólogo Alan B. Scott estaba inyectándolo para corregir el estrabismo, detectando que también mejoraba las arrugas, así se iniciaron estudios al respecto para el uso en la medicina estética, conocida popularmente como la "Droga de la juventud".

Este procedimiento estético no requiere cirugías, es indoloro, rápido, se puede aplicar en cualquier momento, sus efectos son inmediatos y sin período de recuperación. Sin embargo, no es un tratamiento definitivo, sus resultados duran entre cuatro y seis meses. Requiere repetirlo, si se busca que permanezca en el tiempo, logrando que la piel se vuelva a estirar.

Clínica Cela te ofrece diversas alternativas y promociones para rejuvenecer tu piel de las manos de expertos, utilizando un principio activo de altos estándares de la biomedicina estética llamado XEOMIN, toxina botulínica tipo A, libre de complejo proteico, segura y con eficacia comprobada por diversos estudios científicos. Este componente es del laboratorio alemán Merz, líder en este tipo de tratamientos y con más de 100 años de experiencia farmacéutica . 

Estos son algunos de los tratamientos faciales que ofrece Clínica Cela en la línea del botox.

Al inicio de cada tratamiento se realiza un diagnóstico y asesoría de la piel en forma gratuita, de la voz profesionales de la salud, acreditados para inyectar bótox en la piel, quienes te aconsejan del tratamiento más adecuado y resuelven todas las dudas acerca del rejuvenecimiento facial.

Qué se hace, antes, durante y después de la aplicación del bótox

Ya con el tratamiento de rejuvenecimiento recomendado, se agenda generalmente una única sesión, dónde se puede aplicar en una zona de la cara o en tres, según lo que la persona eligió. Estas sesiones duran entre 10 y 15 minutos. Las inyecciones de botox son realizadas con agujas de menor calibre y antes de hacerlo se aplica una crema anestésica, para reducir casi a cero el dolor en los pacientes, luego de esto las personas pueden hacer su vida normal, no hay ningún efecto adverso, ocasionalmente algunos pacientes pueden requerir un retoque, luego de 15 días de la aplicación.

Antes de la inyección de estas toxinas botulínicas, es aconsejable no ingerir ningún medicamento que afecte la coagulación, tampoco alcohol ni suplementos nutricionales como la vitamina E o el ajo.

Asimismo no es recomendable para embarazadas ni mujeres que se encuentren en periodo de lactancia, tampoco para personas con enfermedades neuromusculares, menores de 18 años y alérgicos al complejo de esta neurotoxina .

Es importante recalcar que el botox no puede ser usado en cualquier arruga de la cara, sólo tiene efecto sobre las arrugas llamadas dinámicas, que se forman al realizar distintos gestos, las provocadas por el sol o el envejecimiento, no pueden ser tratadas por esta toxina.

Hay pautas que debes seguir después de aplicarte el botox, entre ellas no gesticular de forma exagerada para evitar el desplazamiento del medicamento, evitar frotarse la cara, no acudir a piscinas o saunas y suspender el deporte las primeras 24 horas.

Para prologar el efecto de este tratamiento, se recomienda aplicarse bloqueador en las zonas tratadas cada 3 horas, durante la primera semana de aplicación y alimentación rica en zinc, es decir, carnes, leche, mariscos y legumbres, ya que es un mineral esencial para el organismo, sobre todo, para las uñas, el pelo y la piel.

Respecto a las contraindicaciones del bótox existen muchos mitos, sin embargo, los efectos secundarios son mínimos y asociados a la experiencia del lugar donde se aplique. Uno de los mitos recurrentes es que altera la expresión del rostro, pero como la inyección es localizada no se altera dicha expresión, en clínica Cela ha sido siempre un procedimiento estético seguro y con efectos satisfactorios.

El 100% del equipo que conforma el staff médico de Clínica Cela, son profesionales médicos cirujanos, titulados de la Universidad de Chile, Universidad de Los Andes, con especialización en tecnología láser y estética facial.

Respecto a la caducidad de los tratamientos son 6 meses para realizar la primera sesión y 12 meses para complementar este tratamiento desde esta primera sesión.

Si quieres mayor información te invitamos a agendar tú hora a la brevedad en www.cela.cl ¡Te esperamos en Clinica Cela!

Tratamientos Destacados


Desde $74.396
Antes: $185.990


Desde $159.996
Antes: $399.990


Desde $167.996
Antes: $419.990


Desde $207.996
Antes: $519.990


Desde $207.996
Antes: $519.990


VER MÁS TRATAMIENTOS