¿Cada cuánto me tengo que depilar con láser?

Sin duda, una de las primeras preguntas que nos realizamos al comenzar un tratamiento de depilación es ¿cada cuánto se hacen las sesiones de depilación láser?, o ¿cuánto nos tomará completar el tratamiento?, para así organizar nuestra agenda con tiempo.

La periodicidad o cada cuantos días se debe hacer depilación láser va a depender de la zona del cuerpo, pues el ciclo de crecimiento del vello en cada una de ellas es distinto, suelen estar en diversas etapas y las sesiones deben ajustarse a estas.

Entonces, ¿cada cuento son las sesiones de láser?

En Clínica Cela usamos la tecnología de depilación láser Alexandrita, que tiene el beneficio de inhibir el crecimiento del vello desde sus primeras sesiones, por tanto, se hacen con menos frecuencia que otros servicios de depilación convencional, dando en promedio un plazo de 4 a 8 semanas sin vello hasta la siguiente sesión.

Observando el ciclo de crecimiento del vello, una vez que realizas tu primera sesión, notarás que van a crecer, pero a los días se caerán por el efecto de esta tecnología que daña el folículo piloso o raíz del pelo.

Si ya iniciaste tu tratamiento o tienes dudas cada cuanto son las sesiones de depilación láser, te dejamos algunas referencias de nuestras zonas más solicitadas:

• Piernas completas: Sesiones cada 8 semanas aproximadamente.

• Rostro completo: Sesiones cada 5 semanas aproximadamente.

Axilas: Sesiones cada 8 semanas aproximadamente.

Rebaje brasileño: Sesiones cada 8 semanas aproximadamente.

• Brazos completos: Sesiones cada 8 semanas aproximadamente.

¿Me puedo hacer depilación láser cada 15 días?

Para que los tratamientos con láser sean efectivos, es necesario que la mayoría de los vellos se encuentren visibles, es por este motivo, que las sesiones deben ser distanciadas en el tiempo, para que el pelo vuelva a asomarse y así la luz del láser pueda ser absorbida en mayor porcentaje.

La fase del crecimiento del pelo, en que el tratamiento de depilación láser logra su mejor resultado, se denomina anágena y se refiere a que el vello crece desde la raíz, por tanto, es posible destruir el folículo piloso desde el inicio, ya que la melanina está más concentrada y es mejor absorbida por el láser.

Es necesario que sepas, que antes de iniciar la depilación láser y durante el tiempo que dure este proceso, no puedes extraer el vello de raíz, ya sea con cera depilatoria u otro método similar. En caso de que necesites eliminar vellos rebeldes, que crezcan entre sesiones, puedes hacerlo con una rasuradora de hoja o crema depilatoria, esto te asegura que el vello esté en una etapa perfecta para conseguir la efectividad del tratamiento.

Por lo tanto, el motivo principal de realizar las sesiones de depilación láser cada cierto tiempo es para así poder incidir en el pelo en su fase de crecimiento y poder eliminarlo de raíz.

Finalmente, el tiempo entre una sesión y otra puede variar dependiendo de cada caso y el número de sesiones de depilación, ya que se estima en función de la zona a depilar, el tipo de vello y equipo que utilices.