Quedan días hrs. hrs. min. seg.

Extendimos las ofertas solo por pocos días!!

VER OFERTAS
¿Cómo exfoliarse la piel después de depilación láser?

Antes de explicar la relación entre la depilación láser y la exfoliación, es importante que conozcas de qué trata la exfoliación.

La exfoliación es el proceso de remover la piel muerta, suciedad o grasa que se acumula en la capa más superficial de nuestra piel.

La exfoliación puede realizarse mediante procesos físicos o químicos, esto va a depender de las necesidades de tu piel y de lo que consideres mejor para que recupere su brillo natural.

La exfoliación física consiste en eliminar las células muertas de la piel mediante fricción, se puede hacer con cremas, geles o jabones que contienen micropartículas o también puede emplearse esponjas, lufas o guantes de microfibras acompañados con jabones o gel.

Por su parte, la exfoliación química es más profunda, como lo indica su nombre, corresponde a la aplicación de productos químicos para poder quitar o remover las células muertas.

Pero ¿cada cuanto se debe exfoliar el cuerpo?

Este proceso va a depender de tu tipo de piel, por lo general los dermatólogos no recomiendan exfoliar la piel más de 1 vez al mes, y sólo con mayor frecuencia en codos y rodillas, para no dañar la capa de piel más superficial (estrato córnea).

La depilación láser y exfoliación.

Estos dos tratamientos están muy ligados, ya que las personas que realizan depilación láser deben exfoliar la piel a la semana después de la sesión de depilación para ayudar con la caída del vello inerte o quemado, y posteriormente se debería efectuar la exfoliación como máximo una vez cada 7 a 10 días, para poder eliminar el tallo del vello destruido que va simulando crecimiento, y sólo hasta que se produzca la caída del pelo.

Gracias a la combinación de estos dos procesos tu piel se verá más limpia, suave, tersa y libre de vellos.

¿Cómo debería exfoliar la piel después de la sesión de depilación láser?

La exfoliación luego de la depilación láser es un proceso sencillo, puedes efectuarlo en tu baño habitual con esponjas, guantes o lufas, de la siguiente manera:

1.- Lava el área depilada con abundante agua y jabón preferiblemente neutro.

2.- Exfolia la piel humedecida ejecutando movimientos suaves, no es necesario que el roce sea fuerte o agresivo.

3.- Enjuaga con abundante agua y seca con toallas aplicando pequeños golpes, evitando fricción.

4.- Culmina humectando la piel con cremas o lociones hidratantes.

Para evitar la irritación por exfoliación y depilación láser, es importante que la hagas en los días indicados, ya que tu piel estará más sensible, incluso hasta 3 días seguidamente de la sesión.

Si notas que no se cayeron todos los vellos posteriormente a el tratamiento de depilación, igualmente debes esperar los días recomendados para poder exfoliar la zona, te recordamos que sólo son restos del pelo destruido con el láser.

Es fundamental que te contactes con nosotros si tienes alguna duda con tus sesiones de depilación láser alexandrita y de cómo realizar la exfoliación.